Loading

MUJERES Y BICICLETA, UNA HISTORIA DE LIBERTAD

 

 

A finales del siglo XIX, en Estados Unidos la bicicleta había alcanzado una popularidad inimaginable. Simplemente en el año 1897 se vendió una bici por cada 30 habitantes. Todos querían una.

Aquel invento que en un principio fue el nuevo juguete para el hombre se convirtió en una herramienta capaz de empoderar a la mujer de manera personal y política.

La bicicleta contribuyó de manera importante a romper varios paradigmas de aquella época. A tal grado que se convirtió en un símbolo de libertad para los diferentes movimientos que buscaban la igualdad para mujeres y hombres.

 

Fuente: Sheila Hanlon

 

En primer lugar, la bicicleta permitió a la mujer liberarse de la dependencia del hombre para poder viajar. Las mujeres ahora podían recorrer mayores distancias en un medio de transporte individual.

Las mujeres que ahora se transportaban en bicicleta tuvieron que encontrar una alternativa a la vestimenta que durante años había mantenido los cuerpos incómodamente cubiertos con vestidos bastante pesados.

 

En una entrevista para el New York World de 1896 Susan B. Anthony dijo:

“La bicicleta ha hecho más por la emancipación de la mujer que cualquier otra cosa en el mundo”

 

A finales del siglo XIX, las mujeres se convirtieron en las usuarias más entusiastas de las nuevas bicicletas con pedales. Aquí podemos observar algunas de ellas:

mujer-pantalones-bici. La osadía de ponerse pantalones

La osadía de ponerse pantalones

A mediados del siglo XIX, Amelia Bloomer inventó unos pantalones anchos de inspiración turca que eran prácticamente una falda dividida en dos. Estos bloomers fueron recibidos con el más absoluto rechazo. Algunas mujeres ciclistas (como la de la foto junto a estas líneas) decidieron vestir estos pantalones para poder pedalear cómodamente, pero las críticas, e incluso las agresiones físicas, impidieron que el invento prosperara. Sólo algunas valientes insistieron en seguir llevando bloomers para montar en bicicleta.

Foto: Bridgeman / Aci

anuncio-bicicleta. Anuncio de un fabricante de bicicletas belga

Anuncio de un fabricante de bicicletas belga

El camino de la bicicleta había sido largo. Los primeros modelos, desde 1817, consistían en una mera barra que unía dos ruedas. Alrededor de 1870 se le añadieron pedales, lo que aparte de permitir avanzar montado también aumentaba las posibilidades de salir indemne de la aventura.

Foto: Akg / album

 

ciclistas-paris. Ciclistas en un parque de París, el bosque de Bolonia. Óleo por Jean Béraud. 1899.

Ciclistas en un parque de París, el bosque de Bolonia. Óleo por Jean Béraud. 1899.

 

 

La popularización de la bicicleta

Poco a poco, la imagen de la mujer en bicicleta fue dejando de ser extraña. Cada vez más baratas, las bicicletas se popularizaron. Surgieron multitud de clubes femeninos que ofrecían la oportunidad de viajar en compañía y evitar así el acoso callejero. Ejemplos como la vuelta al mundo en bicicleta de Annie Londonderry en 1895 cautivaron la imaginación de muchos y demostraron que las mujeres eran capaces de las mismas hazañas que los hombres. Mientras, la publicidad presentó el ciclismo como una actividad respetable. Ahora los médicos recomendaban montar en bicicleta, y los periodistas veían en la ciclista a la “nueva mujer”. El género femenino conquistaba un nuevo terreno que antes le había estado vedado.

 

Fuentes:

Nationalgeographic

Labicikleta

Sheilahanlon

 

 

6

editor

bicibur

Cerrar panel